Terapia de Sonido (Sonoterapia)


Terapia Vibracional que utiliza el efecto terapéutico del sonido. La vibración y la resonancia a través de los instrumentos utilizados, favorece el equilibrio energético, físico, mental, emocional y el autoconocimiento. Facilita procesos de relajación profunda, quietud de la mente y cuerpo, manifestando sensación de paz, tranquilidad, mejoras en las relaciones personales y siendo un buen complemento para tratamientos médicos de distintas enfermedades o síntomas.

 La Sonoterapia se basa en el principio universal y científico que postula que todo lo que existe está vibrando a una determinada frecuencia, es decir, todo es energía y está en un estado vibracional constante.  Desde un átomo al universo y siendo nosotros una estructura que vibra en una amplia gama de frecuencias.

El sonido que escuchamos solo es la  gama de vibración audible para el ser humano, una  energía con una frecuencia de onda determinada.

Cada estructura vibratoria posee una frecuencia natural o una onda específica en la que vibra, que al estar armonizada mantiene la vida o la salud. La enfermedad es el efecto de una desarmonía a nivel vibratorio que se manifiesta en el plano físico.

La Sonoterapia actúa por el efecto de resonancia, el cual consiste en que dos estructuras vibratorias se juntan y comienzan a vibrar en sincronía. Los sonidos emitidos en las sesiones logran armonizar estructuras que  están en desarmonía a nivel físico y energético para devolverlas a un estado más natural o saludable.

Las ondas de sonido no sólo penetran nuestros oídos sino que actúan en todo el sistema y  tienen la capacidad de llegar a nuestra estructura celular, modificar nuestras ondas cerebrales reduciendo los impulsos eléctricos del cerebro y equilibrando sus hemisferios y mejorando el funcionamiento de las glándulas.

El sonido es un gran medio de autoconocimiento y desarrollo espiritual.

  • Liberación del estrés y relajación profunda.
  • Colon Irritable
  • Trata el insomnio
  • Superación de síntomas de ansiedad.
  • Fortalece sistema Inmunológico.
  • Estímulo de la actividad de las ondas cerebrales alfa y theta o estado meditativo.
  • Problemas articulares e inflamatorios.
  • Regula sistema nervioso y endocrino.
  • Eliminación y evacuación de toxinas y residuos corporales.
  • Mejorar funciones motoras en pacientes con discapacidad.
  • Fomenta la resolución de conflictos en grupos de trabajo.